Categoría: Cosas técnicas

ISO nativa de la cámara

Recientemente he leído una cosa que me ha tenido un poco liado, y tiene que ver con la ISO (a estas alturas espero que todos sepamos que es la ISO 🙂 ). El caso es que había leído que la ISO nativa es la ISO en la que el sensor de la cámara trabaja en condiciones más óptimas, algo así como el punto dulce de un objetivo.

Lo que me tiene hecho un lio es lo siguiente. He leído que en las cámaras Canon la ISO nativa o nominal está en 100 mientras que en Nikon está establecido en 200, por lo que en teoría si a mi Nikon d3400 le pongo ISO 100 no estría trabajando a su nivel más óptimo. El caso es que indagando un poco más he leído que en algunos modelos de Nikon efectivamente la ISO nativa o nominal es 200 aunque pueda bajar a 100, pero solo se da en los modelos mas profesionales, mientras que en los modelos orientados mas a aficionados como la d3400 es 100.

De todas formas he hecho un par de fotos en ISO 100 e ISO 200 con la misma configuración y por lo que he podido apreciar, casi no se aprecia diferencia alguna, solo que en zonas oscuras se ve una chispa de ruido a ISO 200 que a ISO 100 no se ve, pero como digo es prácticamente inapreciable, tendrías que tener muy buen ojo y ser muy tiquismiquis. Por lo que interpretaré que la ISO nativa de mi cámara es la 100.

Triángulo de exposición

Aviso de antemano que ésta entrada va a ser algo técnico y también puede ser algo largo, pero intentaré usar un lenguaje profano y resumirlo lo máximo posible.

Ante todo, hay que definir qué es la exposición.

La exposición es básicamente el equilibrio que hay entre la sobrexposición y la subexposición. Se dice que una foto está sobrexpuesta cuando tiene más iluminación de la necesaria (donde hay luces se ve como «quemada») y la subexpuesta cuando la foto tiene menos luz de la que necesita (se me oscura).

La iluminación depende de tres factores: ISO, obturación, y apertura de diafragma. Y el triángulo de exposición es el equilibrio que hay entre estos 3 elementos.

La ISO en fotografía digital es la capacidad del sensor para recoger la luz. A un mayor número ISO, más se fuerza al sensor a coger la luz; cuanto más bajo sea, menos se fuerza al sensor a coger luz. Lo malo que tiene subir la ISO en nuestras cámaras es que cuanto mas se fuerza al sensor, mas ruido aparece en nuestra foto.

La obturación es el tiempo (por definirlo de una manera) que tarda nuestra cámara en coger la foto. Puede ser de 1/4000 parte de segundo has 30 segundos, e incluso de minutos si usamos un disparador remoto. Cuanto mas lenta sea la velocidad de obturación mas luz entrará en el sensor, y cuanto más rápido sea menos luz entrará. Lo malo es que al poner la velocidad muy rápida puede congelar fotos que queremos que aparezcan con movimiento o viceversa.

La apertura del diafragma. El diafragma puede compararse como al párpado del ojo. Cuando más abierto esté el diafragma (menor numero f) mas luz entrará; cuanto mas cerrado esté el diafragma (mayor número f) menos luz entrará. El problema que tiene la apertura de diafragma es que si esta muy abierto o muy cerrado se podrá perder nitidez.

Con el triángulo de exposición lo que buscamos es encontrar el equilibrio entre los 3 factores. Si por ejemplo cerramos el diafragma para conseguir una mayor profundidad de campo, la foto tenderá a subexponerse (ser mas oscura), por lo que habrá que aumentar un poco el nivel de ISO por un lado y reducir un poco la velocidad de obturación por otro para que no salga subexpuesta.

La práctica y el exposimetro y/o histograma de la cámara (si es una reflex, mirrorless o bridge) ayudarán a que consigas una correcta exposición.

Indeciso con el flujo de trabajo

En ésta entrada quisiera hacer una reflexión sobre el flujo de trabajo que tengo en fotografía.

Por norma general, cuando hago fotos disparo en RAW. En muy pocas ocasiones habré usado el RAW+JPG, mas que nada por si quiero entregar una foto básicamente al instante. Prefiero trabajar con RAW ya que aunque el procesado que hace la cámara para JPG suele ser decente, siempre hay alguna cosa que podría mejorarse. Por ello prefiero tirar como norma general en JPG. Aunque a veces me encuentro indeciso.

Normalmente suelo trabajar de ésta manera:

  • Tengo un disco duro externo para guardar todas las fotos. Dentro tengo una carpeta llamada Pendientes de Procesar
  • En dicha carpeta guardo todos los RAW de las fotos que he realizado. Lo suelo guardar con la fecha en formato DD-MM-AAAA y si procede pongo un título
  • Dentro del mismo disco duro, tengo una carpeta llamada Ya procesados.
  • En dicha carpeta de Ya Procesados, creo una carpeta con la fecha y/o título de la carpeta de fotos que quiero procesar.
  • Y a su vez en la carpeta que he mencionado exporto los JPG y los RAW con los metadatos de los cambios en RAW. (Es lo bueno que tiene Darktable)

Aunque con tanta carpeta a veces me puedo hacer un lio. Y un problema que nos pasa a muchos que nos dedicamos a esto (sobre todo en modo aficionado) es que a veces da pereza ponerse a procesar fotos. Y si en una sesion has tirado 500 fotos podrás comprobar que 300 por ejemplo son unos churros que no merecen ni procesarse.

Si alguien conoce una forma de organizarse mejor el flujo de trabajo se agradece cualquier consejo.

Full frame APS y factor de recorte

Este post va a ser algo técnico, pero voy a intentar usar un lenguaje lo menos técnico posible.

En este caso quiero hablar sobre los sensores de la cámara, concretamente en como afecta a la fotografía si el sensor es Full Frame o APS y su factor de recorte.

Básicamente las cámaras digitales tienen un sensor que actúa como la película fotográfica de cuando se usaban los carretes. Los sensores fotográficos pueden tener distintos tamaños, pero los dos tipos más usados son Full frame y APS (aunque hay mas como el Micro 4/3). Y según el sensor que tengamos eso puede influir a la hora de capturar una imagen.

Antes un poco de historia…

En la época de la fotografía analógica, el tamaño estándar de la película usada era el de formato 35mm, que prácticamente puede coger todo lo que ve nuestro ojo. De hecho, lo que miramos por el visor de una cámara réflex vemos así. Y una de las grandes ventajas del 35mm es que podía abarcar todo lo que estemos mirando en ese momento por el visor.

Y que tiene que ver lo analógico con lo digital?

Al empezar la era digital, obviamente dejó de usarse en las cámaras digitales los carretes fotográficos. Para sustituirlo se empezaron a usar los sensores digitales o CMOS. Los sensores Full Frame son prácticamente del mismo tamaño que la película de 35mm.

Pero claro, una cámara con sensor Full Frame debido a su complejidad de construcción pues cuesta bastante dinero, por lo que pocos fotógrafos aficionados podrás ver con una cámara Full Frame (a no ser que sea o tenga un Tio Gilito). Las grandes compañías de cámaras fotográficas vieron la posibilidad de perder mucho dinero, por lo que se vieron abocados atener que reducir los costes. Por ello, lo que hicieron fue crear un sensor mas pequeño, en concreto por ejemplo el APS. Con ésto se consiguió reducir considerablemente el coste comparado con una cámara Full Frame, y así no perdían la clientela de los aficionados.

¿Cual es el problema?. Que al reducir el sensor es menos imagen que podemos capturar.

Y ahí es donde entra el denominado factor de recorte. Por regla general, suele ser de 1,5x. Esto quiere decir que si por ejemplo tenemos un objetivo 18-200, si fuese analogica es como si tuviésemos un objetivo 27-300. Con lo que obviamente a la hora de enfocar cogeríamos un tamaño de imagen menor.

Canon VS Nikon: la eterna batalla

En el post de hoy voy a tratar un tema que se ha tocado tropecientosmillones setecientosmil quinientos cuarenta y una veces y que seguro que levantan ampollas. Y aunque soy nikonista, intentaré ser lo mas neutral posible.

Antes de nada, no quiero desmerecer ni hacer como si no existieran otras marcas como Sony, Pentax etc. Todas marcas muy buenas la verdad. Si hago mención a Canon y a Nikon es porque son las que tienen mayor cuota de mercado.

Como viene siendo natural, cada una de ambas marcas tienen ciertas cosas que destacan sobre la otra. Pero por regla general, ambas marcas andan muy parejos. Asi que de entrada desconfía de aquel que de sopetón te diga de forma talibánica que una marca es mejor que la otra.

Uno de los aspectos que Nikon suele destacar sobre Canon es el tema del sensor APS-C. El sensor de Nikon es un poco mas grande que el de Canon (aunque no mucho mas) por lo que se puede abarcar algo mas que Canon a la hora de hacer una fotografía, ya que tiene menor factor de recorte (he de escribir un post sobre factor de recorte). Por eso suele asociarse Nikon mas que nada para fotógrafos aficionados.

Y uno de los aspectos que gana Canon es en los sensores Full Frame. Además de que es Canon quien fabrica sus propios sensores. Es por ello por lo que los fotógrafos profesionales suelen tirar mas para Canon.

Pero como he dicho anteriormente, a la hora de valorar una foto prácticamente no vas a notar si se ha hecho con una Nikon D3400 o con una Canon 1300D.