Categoría: Cosas técnicas

Darktable, alternativa a Lightroom

Ya escribí en otro artículo el motivo de por qué abandoné el uso de Lightroom aun a mi pesar. Estuve mirando varias alternativas hasta que me topé con Darktable.

Darktable es un programa de edición de archivos RAW como lo puede ser Adobe Photoshop Lightroom, RawTherapee, LightZone, etc. Básicamente es para poder editar nuestras fotografías como cualquier otro programa igual.

Como desventaja tiene que tiene una curva de aprendizaje algo amplia, por lo que puede costar trabajo al principio exprimir todas sus posibilidades. Aunque hay un canal de Youtube que tiene un curso en español bastante bueno sobre Darktable. Cosa que viene bien porque no hay mucha documentación en español. En dicho canal se usa la version 2 de Darktable, pero no difiere mucho con la actual version (la 3)

Otra desventaja es que puede costar trabajo buscar los elementos con las que queramos trabajar, ya que suele estar todo comprimido en grupos.

Como ventaja tiene que su aspecto visual recuerda bastante a Lightroom, por lo que una persona habituada a trabajar con dicho software no tendría demasiados problemas para habituarse en el manejo con Darktable.

Y otra ventaja el cual creo que es su principal es que es un programa que ha sido creado (al menos las primeras versiones) por programadores de profesión que además contaban con la fotografía como afición. Esto indudablemente no quita mérito a otros programas, pero si permite en mi opinión un enfoque mas fácil para los fotógrafos.

Así que si por el motivo que sea queréis usar o probar una alternativa a Lightroom, Darktable es la mejor opción.

Aprovecho para recordar que tengo a disposición un manual de manejo básico de Darktable

Medición de luz

Esta entrada la quiero dedicar a una cosa bastante importante de la fotografía. De forma concreta, a la medición de luz

En primer lugar, he de decir que hay básicamente dos tipos de medición luz. La luz incidente y la luz reflejada.

  • La luz incidente es aquella en el que se mide la luz que incide sobre el área de interés; lo cual, en cierta manera, nos interesa mas porque se mira la luz que va directo al área o sujeto que queremos fotografiar. Suele usarse por ejemplo en fotografía de moda.
  • La luz reflejada es aquella luz que medimos que es reflejada por el área o sujeto de interés. Es más cómodo en cierta manera porque se suele usar el fotómetro interno de la cámara. El problema es que segun la luz que se refleje puede darse el caso de que no mida bien la luz.

Y es por esto último por lo que se han diseñado varios tipos de medición de luz. Antes de nada, he de comentar qué es el Sistema TTL. Es el sistema Through The Lens, que se traduce como A través el objetivo (recuerda que Lens se traduce como objetivo, aunque tendamos a traducirlo como lente 😀 ). Básicamente el sistema TTL hace uso de la luz que entra por el objetivo para poder medir la luz en si. Y ya entramos en los tres tipos de mediciones:

  • Evaluativa o Matricial (Evaluativa en Canon y Matricial en Nikon). Es la que mide la luz en todo el encuadre. Suele usarse sobre todo en los modos automáticos, y viene bien si el encuadre tiene mas o menos la misma luminosidad en toda su area como puede ser un paisaje.
  • Ponderada al centro. Es la que mide la luz sobre todo en la parte central y alrededores del encuadre. Viene bien para en una foto en la que queramos destacar una parte sobre el resto del encuadre. Por ejemplo la podemos usar para un retrato.
  • Medición puntual. En este caso la medicion se reduce estrictamente a un punto del encuadre que suele ser la zona estrictamente central. Se usa sobre todo para fotografías con un contraste muy alto como puede ser un bodegón.

Mi mentor Carlos Larios es partidario de usar en la mayoría de las ocasiones. Y francamente estoy de acuerdo. Ahora bien, ¿implica que estemos obligados a medir solo con la medición puntual? Por supuesto que no, solo indicar que con la puntual podemos medir la luz de la zona o sujeto que queramos destacar

Cuando el enemigo es la luz

En el ámbito de la fotografía, siempre se ha dicho que la luz es la mayor aliada del fotógrafo. Y es cierto. Ya que con la luz no tenemos por qué forzar la ISO, cuanta mas luz haya mas podemos cerrar la profundidad de campo, nos es mas fácil congelar el movimiento. Y un largo etcétera.

Pero, ¿y si te digo que a veces la luz puede ser un enemigo?

En ocasiones… la luz es mala

Aunque parezca mentira, la luz en alguna ocasión puede ser perfectamente una enemiga y no una aliada. Esto se da sobre todo en las fotos que requieran una larga exposición

Supongamos que estamos haciendo senderismo y vemos la típica imagen de riachuelo o cascada. Una de las cosas que querremos hacer es la foto de efecto seda, que queda chulo. Para ello obviamente hay que poner un tiempo de exposición larga, es decir, poner por ejemplo velocidad de obturador a 1/4 (por poner un ejemplo). Tal como se sabrá, cuanto más tiempo este abierto el obturador, mas luz entra. Se puede compensar cerrando el diafragma o bajando la ISO. Pero si el tiempo de exposicion es muy grande (de varios segundos o incluso de minutos) se podrá cerrar el diafragma hasta solo un punto, o la ISO solo podrá bajarse hasta cierto punto, y aun así podría no ser suficiente para evitar que la foto se queme.

O también puede darse el caso de querer hacer foto donde la luz del sol se refleje bastante. Esto puede ser en una zona con nieve o con agua. E incluso en edificios con muchas ventanas. Dicho reflejo para la vista puede ser muy bonito, aunque para una foto es un peligro.

Para poder sacar fotos con buenos resultados, tanto en las de larga exposición y las que haya muchos reflejos (hablamos ya de niveles extremos se entiende) vienen bien los filtros para bloquear parte de la luz. Aunque coincido con mi amigo y mentor Carlos Larios en que cuanto menos filtros mejor, en ocasiones no hay mas remedio que usarlas.

Para fotografias de larga exposición vienen bien los filtros de Densidad Neutra o ND (del inglés Neutral Density). Un tipo de filtro ND bastante común es la de densidad variable, que suelen venir marcados con un valor por numero (por ejemplo ND2, ND8, ND32); cuanto mayor sea el numero, mayor cantidad de luz puede reflejar y por tanto podemos hacer fotos de mayor exposición.

Otro tipo de filtro que viene bien es el polarizador. Este tipo de filtro viene bien para hacer fotografías en entornos donde la luz se incida directamente o con mucha intensidad, como por ejemplo en un entorno nevado (donde se refleja la luz muchisimo) o a un atardecer.

¿Objetivo caro objetivo bueno?

Está arraigado en la sociedad la cosa de que cuanto más caro es un producto mas bueno es, sobre todo cuando comparamos marcas: la gasolina de Repsol y la gasolina de Eroski, la pizza del Carrefour y la pizza del Dominos…

Y esto se aplica relativamente también en cuanto a la fotografía. Por ejemplo, si vas a querer dedicarte profesionalmente a la fotografía, obviamente va a ser mejor gastarse los cerca de 1000€ que cuesta una Nikon d7500 que es semiprofesional a gastarte 460€ en una Nikon d3500 que cuesta según precios de Amazon (disculpad que use Nikon como referencia. Marcas como Canon, Fuji, Sony etc merecen toda mi admiración, pero soy usuario de Nikon y uno siempre barre para casa.)

Pero, ¿se aplica también la relación de mas caro/mejor calidad en cuanto a objetivos?.

Como ya comenté en otro artículo, uno de los aspectos en los que se pueden agrupar los objetivos es en si es de distancia focal fija o focal variable. A modo resumen (si queréis mas detalles, no me seais flojillos y leeros la entrada que ya existe :D) decía que las focales fijas por tener menos complejidad de construcción son más baratas que las focales variables. Siguiendo la costumbre arraigada, tenderemos a pensar que al ser las focales variables mas caras pues son mejores o que las fotos van a ser de mas calidad. ¿Pero y si os dijera que por general es al contrario?

Aquí está la prueba del delito:

Test1
Fotografía realizada con un Tamron 18-200 a 50mm
Test2
Fotografía realizada con un Nikkor 50mm. Obviamiente, a 50mm

Juro que ninguna de las fotos tiene una edición posterior, ya que se han sacado directamente en JPG; y además, ambas fotos sacadas prácticamente con los mismos parámetros.

Como puede verse, la primera foto se hizo con un objetivo de focal variable 18-200mm a 50mm, y la segunda foto con un objetivo 50mm. Se puede apreciar claramente que la foto realizada con el 50mm está mejor hecha.

Esto se debe a que una focal fija al tener menos lentes en el interior del objetivo se permite una mayor calidad que una focal variable que al fin y al cabo tiene mas lentes en su interior (de ahí que a los objetivos se les suela llamar lentes, aunque técnicamente es incorrecto llamar a un objetivo se le llame lente).

La gracia, el Nikkor 50 mm me costó alrededor de 170€ mientras que el Tamron 18-200 me costó algo más de 300€.

En resumidas cuentas, aunque en muchos aspectos puede ser cierto que cuanto mas caro mejor, hay situaciones en las que pasa lo contrario.

Me gustaría saber vuestra opinión

Muy mal Google Chrome

Pues en el articulo de hoy desgraciadamente he de hablar mal de un producto que si bien no es fotográfico, si puede tener que ver con la fotografía.

Normalmente suelo usar en el día a día Google Chrome para navegar por internet. Incluso para escribir en éste blog. Pero me he dado cuenta de un detalle.

Los monitores de dispositivos e incluso los navegadores existe algo llamado perfil de color. Los 2 mas famosos con CYMK y RGB, siendo el RGB el más usado. A su vez, RGB se divide en sRGB y Adobe RGB. El sRGB es el más simple y por lo tanto suele usarse por defecto en la calibración de los monitores y en los navegadores web, mientras que Adobe RGB es más nítido ya que recoge una mayor gama de colores. De hecho en mi monitor lo tengo calibrado como Adobe RGB.

El caso es que cuando proceso una foto al tener el monitor calibrado de tal manera se ve la imagen bastante bien. Pero me ha dado el caso de que esa misma imagen al subirlo a Flickr o a 500px o incluso a ésta web al verlo desde Google Chrome no se veía igual, perdiendo calidad.

Estuve toqueteando el perfil de color de Google Chrome y en principio se veía tal como quería. En cambio si miraba desde otro dispositivo con Chrome que no tuviese el mismo perfil de color pues obviamente la imagen se veía con peor calidad.

En cambio, en otro navegador como Firefox si subes una imagen con el perfil Adobe RGB se mantiene así con independencia de si has calibrado o no.

Es por eso por lo que a partir de ahora voy a dejar de usar Google Chrome para cualquier asunto que tenga que ver con la fotografía.