Categoría: Cosas técnicas

¿Objetivo caro objetivo bueno?

Está arraigado en la sociedad la cosa de que cuanto más caro es un producto mas bueno es, sobre todo cuando comparamos marcas: la gasolina de Repsol y la gasolina de Eroski, la pizza del Carrefour y la pizza del Dominos…

Y esto se aplica relativamente también en cuanto a la fotografía. Por ejemplo, si vas a querer dedicarte profesionalmente a la fotografía, obviamente va a ser mejor gastarse los cerca de 1000€ que cuesta una Nikon d7500 que es semiprofesional a gastarte 460€ en una Nikon d3500 que cuesta unos 460€ precios de Amazon (disculpad que use Nikon como referencia. Marcas como Canon, Fuji, Sony etc merecen toda mi admiración, pero soy usuario de Nikon y uno siempre barre para casa.)

Pero, ¿se aplica también la relación de mas caro/mejor calidad en cuanto a objetivos?.

Como ya comenté en otro artículo, uno de los aspectos en los que se pueden agrupar los objetivos es en si es de distancia focal fija o focal variable. A modo resumen (si queréis mas detalles, no me seais flojillos y leeros la entrada que ya existe :D) decía que las focales fijas por tener menos complejidad de construcción son más baratas que las focales variables. Siguiendo la costumbre arraigada, tenderemos a pensar que al ser las focales variables mas caras pues son mejores o que las fotos van a ser de mas calidad. ¿Pero y si os dijera que por general es al contrario?

Aquí está la prueba del delito:

Test1
Fotografía realizada con un Tamron 18-200 a 50mm
Test2
Fotografía realizada con un Nikkor 50mm. Obviamiente, a 50mm

Juro que ninguna de las fotos tiene una edición posterior, ya que se han sacado directamente en JPG; y además, ambas fotos sacadas prácticamente con los mismos parámetros.

Como puede verse, la primera foto se hizo con un objetivo de focal variable 18-200mm a 50mm, y la segunda foto con un objetivo 50mm. Se puede apreciar claramente que la foto realizada con el 50mm está mejor hecha.

Esto se debe a que una focal fija al tener menos lentes en el interior del objetivo se permite una mayor calidad que una focal variable que al fin y al cabo tiene mas lentes en su interior (de ahí que a los objetivos se les suela llamar lentes, aunque técnicamente es incorrecto llamar a un objetivo se le llame lente).

La gracia, el Nikkor 50 mm me costó alrededor de 170€ mientras que el Tamron 18-200 me costó algo más de 300€.

En resumidas cuentas, aunque en muchos aspectos puede ser cierto que cuanto mas caro mejor, hay situaciones en las que pasa lo contrario.

Me gustaría saber vuestra opinión

Muy mal Google Chrome

Pues en el articulo de hoy desgraciadamente he de hablar mal de un producto que si bien no es fotográfico, si puede tener que ver con la fotografía.

Normalmente suelo usar en el día a día Google Chrome para navegar por internet. Incluso para escribir en éste blog. Pero me he dado cuenta de un detalle.

Los monitores de dispositivos e incluso los navegadores existe algo llamado perfil de color. Los 2 mas famosos con CYMK y RGB, siendo el RGB el más usado. A su vez, RGB se divide en sRGB y Adobe RGB. El sRGB es el más simple y por lo tanto suele usarse por defecto en la calibración de los monitores y en los navegadores web, mientras que Adobe RGB es más nítido ya que es mas profesional por decirlo de alguna manera. De hecho en mi monitor lo tengo calibrado como Adobe RGB.

El caso es que cuando proceso una foto al tener el monitor calibrado de tal manera se ve la imagen bastante bien. Pero me ha dado el caso de que esa misma imagen al subirlo a Flickr o a 500px o incluso a ésta web al verlo desde Google Chrome no se veía igual, perdiendo calidad.

Estuve toqueteando el perfil de color de Google Chrome y en principio se veía tal como quería. En cambio si miraba desde otro dispositivo con Chrome que no tuviese el mismo perfil de color pues obviamente la imagen se veía con peor calidad.

En cambio, en otro navegador como Firefox si subes una imagen con el perfil Adobe RGB se mantiene así con independencia de si has calibrado o no.

Es por eso por lo que a partir de ahora voy a dejar de usar Google Chrome para cualquier asunto que tenga que ver con la fotografía.

ISO nativa de la cámara

Recientemente he leído una cosa que me ha tenido un poco liado, y tiene que ver con la ISO (a estas alturas espero que todos sepamos que es la ISO 🙂 ). El caso es que había leído que la ISO nativa es la ISO en la que el sensor de la cámara trabaja en condiciones más óptimas, algo así como el punto dulce de un objetivo.

Lo que me tiene hecho un lio es lo siguiente. He leído que en las cámaras Canon la ISO nativa o nominal está en 100 mientras que en Nikon está establecido en 200, por lo que en teoría si a mi Nikon d3400 le pongo ISO 100 no estría trabajando a su nivel más óptimo. El caso es que indagando un poco más he leído que en algunos modelos de Nikon efectivamente la ISO nativa o nominal es 200 aunque pueda bajar a 100, pero solo se da en los modelos mas profesionales, mientras que en los modelos orientados mas a aficionados como la d3400 es 100.

De todas formas he hecho un par de fotos en ISO 100 e ISO 200 con la misma configuración y por lo que he podido apreciar, casi no se aprecia diferencia alguna, solo que en zonas oscuras se ve una chispa de ruido a ISO 200 que a ISO 100 no se ve, pero como digo es prácticamente inapreciable, tendrías que tener muy buen ojo y ser muy tiquismiquis. Por lo que interpretaré que la ISO nativa de mi cámara es la 100.

Triángulo de exposición

Aviso de antemano que ésta entrada va a ser algo técnico y también puede ser algo largo, pero intentaré usar un lenguaje profano y resumirlo lo máximo posible.

Ante todo, hay que definir qué es la exposición.

La exposición es básicamente el equilibrio que hay entre la sobrexposición y la subexposición. Se dice que una foto está sobrexpuesta cuando tiene más iluminación de la necesaria (donde hay luces se ve como «quemada») y la subexpuesta cuando la foto tiene menos luz de la que necesita (se me oscura).

La iluminación depende de tres factores: ISO, obturación, y apertura de diafragma. Y el triángulo de exposición es el equilibrio que hay entre estos 3 elementos.

La ISO en fotografía digital es la capacidad del sensor para recoger la luz. A un mayor número ISO, más se fuerza al sensor a coger la luz; cuanto más bajo sea, menos se fuerza al sensor a coger luz. Lo malo que tiene subir la ISO en nuestras cámaras es que cuanto mas se fuerza al sensor, mas ruido aparece en nuestra foto.

La obturación es el tiempo (por definirlo de una manera) que tarda nuestra cámara en coger la foto. Puede ser de 1/4000 parte de segundo has 30 segundos, e incluso de minutos si usamos un disparador remoto. Cuanto mas lenta sea la velocidad de obturación mas luz entrará en el sensor, y cuanto más rápido sea menos luz entrará. Lo malo es que al poner la velocidad muy rápida puede congelar fotos que queremos que aparezcan con movimiento o viceversa.

La apertura del diafragma. El diafragma puede compararse como al párpado del ojo. Cuando más abierto esté el diafragma (menor numero f) mas luz entrará; cuanto mas cerrado esté el diafragma (mayor número f) menos luz entrará. El problema que tiene la apertura de diafragma es que si esta muy abierto o muy cerrado se podrá perder nitidez.

Con el triángulo de exposición lo que buscamos es encontrar el equilibrio entre los 3 factores. Si por ejemplo cerramos el diafragma para conseguir una mayor profundidad de campo, la foto tenderá a subexponerse (ser mas oscura), por lo que habrá que aumentar un poco el nivel de ISO por un lado y reducir un poco la velocidad de obturación por otro para que no salga subexpuesta.

La práctica y el exposimetro y/o histograma de la cámara (si es una reflex, mirrorless o bridge) ayudarán a que consigas una correcta exposición.

Indeciso con el flujo de trabajo

En ésta entrada quisiera hacer una reflexión sobre el flujo de trabajo que tengo en fotografía.

Por norma general, cuando hago fotos disparo en RAW. En muy pocas ocasiones habré usado el RAW+JPG, mas que nada por si quiero entregar una foto básicamente al instante. Prefiero trabajar con RAW ya que aunque el procesado que hace la cámara para JPG suele ser decente, siempre hay alguna cosa que podría mejorarse. Por ello prefiero tirar como norma general en JPG. Aunque a veces me encuentro indeciso.

Normalmente suelo trabajar de ésta manera:

  • Tengo un disco duro externo para guardar todas las fotos. Dentro tengo una carpeta llamada Pendientes de Procesar
  • En dicha carpeta guardo todos los RAW de las fotos que he realizado. Lo suelo guardar con la fecha en formato DD-MM-AAAA y si procede pongo un título
  • Dentro del mismo disco duro, tengo una carpeta llamada Ya procesados.
  • En dicha carpeta de Ya Procesados, creo una carpeta con la fecha y/o título de la carpeta de fotos que quiero procesar.
  • Y a su vez en la carpeta que he mencionado exporto los JPG y los RAW con los metadatos de los cambios en RAW. (Es lo bueno que tiene Darktable)

Aunque con tanta carpeta a veces me puedo hacer un lio. Y un problema que nos pasa a muchos que nos dedicamos a esto (sobre todo en modo aficionado) es que a veces da pereza ponerse a procesar fotos. Y si en una sesion has tirado 500 fotos podrás comprobar que 300 por ejemplo son unos churros que no merecen ni procesarse.

Si alguien conoce una forma de organizarse mejor el flujo de trabajo se agradece cualquier consejo.