18-55mm: Un objetivo denostado

Se le llama kitero. O pisapapeles. De muchas formas, generalmente despectivas, sobre todo por fotógrafos «aficionados» que se creen superiores al resto de fotógrafos, y que la base de sus sesudos comentarios sobre el objetivo 18-55 son el desprecio y el insulto.

La 18-55 es el objetivo que suele venir incluido en el kit de fotografía que compramos (de ahí el mote de kitero). Muchas «críticas» (pongo entrecomillado porque las críticas suelen ser desprecios) vienen fundadas a que es un objetivo limitado.

Siendo justos, si es un objetivo con bastantes límites. Su rango de apertura focal van de entre los f3.5 y los f5.6, por lo que no coge mucha luz. No es tan sencillo hacer una foto espléndida sin tener que pasar por postprocesado. Peca de poca luz, lo que puede forzarte a subir la ISO mas de la cuenta, por lo que queda un granulado bastante feo.

Pero a pesar de sus límites, se pueden sacar muy buenas fotos. Sin contar que es un objetivo bastante polivalente, sobre todo para fotografía urbana y de viajes. También podría usarse para fotos grupales y de eventos. La única pega que le puedo poner es a la hora de hacer fotos nocturnas sobre todo de estrellas, que es bastante tedioso de conseguir.

Aun así os animo a usar el «pisapapeles», no lo lamentaréis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *