Triángulo de exposición

Aviso de antemano que ésta entrada va a ser algo técnico y también puede ser algo largo, pero intentaré usar un lenguaje profano y resumirlo lo máximo posible.

Ante todo, hay que definir qué es la exposición.

La exposición es básicamente el equilibrio que hay entre la sobrexposición y la subexposición. Se dice que una foto está sobrexpuesta cuando tiene más iluminación de la necesaria (donde hay luces se ve como «quemada») y la subexpuesta cuando la foto tiene menos luz de la que necesita (se me oscura).

La iluminación depende de tres factores: ISO, obturación, y apertura de diafragma. Y el triángulo de exposición es el equilibrio que hay entre estos 3 elementos.

La ISO en fotografía digital es la capacidad del sensor para recoger la luz. A un mayor número ISO, más se fuerza al sensor a coger la luz; cuanto más bajo sea, menos se fuerza al sensor a coger luz. Lo malo que tiene subir la ISO en nuestras cámaras es que cuanto mas se fuerza al sensor, mas ruido aparece en nuestra foto.

La obturación es el tiempo (por definirlo de una manera) que tarda nuestra cámara en coger la foto. Puede ser de 1/4000 parte de segundo has 30 segundos, e incluso de minutos si usamos un disparador remoto. Cuanto mas lenta sea la velocidad de obturación mas luz entrará en el sensor, y cuanto más rápido sea menos luz entrará. Lo malo es que al poner la velocidad muy rápida puede congelar fotos que queremos que aparezcan con movimiento o viceversa.

La apertura del diafragma. El diafragma puede compararse como al párpado del ojo. Cuando más abierto esté el diafragma (menor numero f) mas luz entrará; cuanto mas cerrado esté el diafragma (mayor número f) menos luz entrará. El problema que tiene la apertura de diafragma es que si esta muy abierto o muy cerrado se podrá perder nitidez.

Con el triángulo de exposición lo que buscamos es encontrar el equilibrio entre los 3 factores. Si por ejemplo cerramos el diafragma para conseguir una mayor profundidad de campo, la foto tenderá a subexponerse (ser mas oscura), por lo que habrá que aumentar un poco el nivel de ISO por un lado y reducir un poco la velocidad de obturación por otro para que no salga subexpuesta.

La práctica y el exposimetro y/o histograma de la cámara (si es una reflex, mirrorless o bridge) ayudarán a que consigas una correcta exposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *